Problemas de salud relacionados con los senos excesivamente grandes

Problemas de salud relacionados con los senos excesivamente grandes

Según la información obtenida de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), cada año, entre 18.000 y 19.000 españolas se someten a una operación de aumento de pecho, y tan solo el 20% pasa por el quirófano para reducirlos. Y es que, a pesar de que los pechos grandes resulten muy atractivos a la vista, lo cierto es que muchas mujeres sufren un auténtico calvario debido a la grandes dimensiones de sus mamas, principalmente relacionados con dolores de espalda, rozaduras provocadas por el sudor o heridas provocadas por el sujetador.

Soluciones al tamaño excesivo

Para ayudar a todas estas mujeres, Lencería Paqui, una empresa fundada en 1984 que cuenta con tiendas físicas en Leganés y Alcorcón (Madrid), cuenta con una interesante colección de sujetadores reductores únicos, ya que, además, son especialistas en copas. En Lencería Paqui solo trabajan con principales marcas, como Chantelle o Golden Lady. Porque además de sentirse seguras y cómodas con su sujetador, las mujeres también quieren sentirse atractivas. Los sujetadores reductores de antes, no conseguían esto, en cambio los de hoy, hacen que todas y cada una de las mujeres que los usan se sientan sexys y actuales.

En los casos más extremos, es necesario recurrir a la cirugía plástico, debido a que los pechos excesivamente grandes podrían provocar serios problemas en la salud de las mujeres. En este sentido, la clínica Artestetica es todo un referente, y tienen solución tanto para los pechos demasiado grandes, como para los que son demasiado pequeños o están caídos. Es posible modificar su volumen o corregir su posición con una operación de aumento de pecho, mamoplastia de reducción y mastopexia. Porque además de razones estéticas, existen otras médicas, ya que además de afectar a la espalda, puede provocar problemas psicológicos importantes.

Los inconvenientes de tener los pechos demasiado grandes

1. Las malas posturas provocan dolores de espalda

Según el doctor César Casado, secretario general de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), lo que provoca los dolores de espalda no son los pechos grandes, sino la postura que inconscientemente adoptan muchas mujeres que tienen los senos muy grandes.

2. Faltan tallas para las mujeres

No es suficiente con la A, la B y la C, ni siquiera con la D, E y F, porque hay muchas mujeres que usan la talla G, una talla que es prácticamente imposible de encontrar en el mercado.

3. El sujetador acaba contigo

Si el sujetador no tiene los tirantes gruesos, puede acabar con tus hombros, causando rozaduras o rojeces. Además, los aros pueden marcar el surco mamario impidiendo la vascularización eficaz y provocando que la glándula mamaria se atrofie.

4. Hacer deporte es complicado

Según los profesionales de la salud, algunos deportes, como el running puede estirar el ligamento que da soporte a las mamas, produciendo su flacidez prematura. Porque la mayoría de los sujetadores normales no evitan el problema en el caso de las mujeres de pechos grandes, al no aportar la suficiente firmeza. Las tenistas profesionales y las nadadoras, también han de enfrentarse con este problema a diario.

5. El canalillo suda

El sudor, acaba por provocar eccemas, y la piel se irrita debido a la humedad excesiva en la zona.

6. Hace que todo el cuerpo parezca más grande

Un pecho grande provoca la sensación de robustez, aunque la mujer tenga una constitución más o menos delgada.

7. Las arrugas del escote salen antes

Al dormir de lado, un pecho cae sobre el otro y se crea una pequeña arruga que, con el tiempo se acentuará. Los profesionales de la salud recomiendas dormir con sujetador.

10. Aumentan las molestias premenstruales

La regla provoca tensión mamaria en algunas mujeres y también un aumento de pecho considerable, que puede ocasionar, o no, dolores. En estos casos se aconseja el uso de un sujetador mas grande.

Bien, has podido ver que el problema de la espalda se debe más a la mala postura que al tamaño del pecho, si bien es cierto que las mamas de grandes dimensiones tienen varios problemas asociados. Si este es tu caso, utiliza siempre sujetadores adecuados y no dudes en consultar con los profesionales de la salud si te da problemas mayores.