¿Cuáles son los cuidados extra de la piel en época estival?

Autor   

¿Cuáles son los cuidados extra de la piel en época estival?

Cuando se acerca el verano el cuerpo y la piel necesitan un cuidado y atención especial. La piel es el órgano más extenso del cuerpo humano, pero también nuestra cobertura, la protección que el cuerpo tiene para hacer frente a las agresiones externas, como el frío, el viento, los rayos solares, etc. y aunque tiene su propio mecanismo de defensa y protección, si le aportamos una ayuda extra lo agradecerá enormemente. Para ello, cuando ya vamos cumpliendo años, contar con ayudas como la que nos ofrece Medyglobal es vital y es que esta empresa está enfocada a la búsqueda, desarrollo e implantación de soluciones y fórmulas para el sector de la medicina estética y dermatológica.

La belleza es el resultado de una piel bien cuidada a lo largo de los años y es también el libro donde se registra el comportamiento a lo largo de la vida, en sus páginas se van dejando anotaciones de todas aquellas buenas costumbres como la limpieza, hidratación, exfoliación, ejercicio físico, dieta sana… y también de aquellas otras menos sanas como consumo exposición excesiva al sol, falta de hidratación, consumo inadecuado de alcohol y tabaco, sedentarismo…, por lo que es muy importante establecer unos hábitos de vida saludables, adecuados y diarios para frenar cada uno de los impactos negativos que ayudan a dejar una huella imborrable sobre nuestra piel, y máxime cuando nos acercamos al verano. El sol es un aliado de nuestra salud, favorece la absorción del calcio y fósforo de nuestra dieta y es una de las principales fuentes de vitamina D, tan necesaria para la salud de nuestros huesos, pero debemos extremar la precaución, pues también nos provoca un envejecimiento prematuro de la piel al acelerar la formación de arrugas, manchas, quemaduras…, por ello debemos tener en cuenta cuáles son los cuidados extras a proporcionar a nuestra piel en el verano.

– Evitar la exposición directa al sol durante las horas centrales del día, es decir entre las 12 y las 16 horas. A la mayoría de las personas nos gusta el mar, la playa, la piscina… pues bien, sin renunciar a estos placeres, debemos protegernos. Y ¿cómo lo hacemos? Muy sencillo, unos treinta minutos antes de ir a la playa, piscina, etc. debemos aplicarnos un fotoprotector solar, que aumente la capacidad de defensa que la piel tiene frente al sol, siempre con un índice de protección adecuado al fototipo de piel que se tenga, pues este varía en función de la sensibilidad y la pigmentación de la piel, los ojos o el color del pelo de cada persona.

– Hidratación, tanto por dentro como por fuera. En verano por el calor disminuye la humedad ambiental y aumenta nuestra sudoración con lo cual nuestra piel pierde capacidad de hidratación, por lo que necesita esa ayuda extra que nos proporciona el uso de cremas hidratantes, tanto en la cara como en el resto del cuerpo, incluso en la zona de cara y cuello podemos mejorar el resultado si antes aplicamos un serum con antioxidantes. En el mercado existen hidratantes que llevan incorporado un factor de protección solar.

La hidratación interior es importante durante todo el año, pero en verano, por las condiciones ambientales y climatológicas, debe aumentar. Por ello, no debemos olvidar alimentarnos de una forma adecuada, aumentando el consumo caldos, sopas, zumos, frutas, verduras, hortalizas…y sobre todo mucha, mucha agua.

– La limpieza en profundidad de nuestra piel. En verano nuestra piel se reseca por el efecto del sol, el cloro de las piscinas, el agua del mar, etc. Este es el momento idóneo para realizar una limpieza en profundidad que arrastre y elimine las células muertas, así como para mantenerla luminosa y sin brillos.

– La zona del contorno de ojos es sumamente delicada por lo que le debemos prestar una atención y un cuidado especial, con cremas hidratantes específicas para esta zona.

– Los labios también necesitan una especial atención. En esta época del año tienden a resecarse, por lo que es sumamente importante mantenerlos bien hidratados con un bálsamo labial o con un producto tan natural como la vaselina, sin olvidar la zona del labio superior máxime las personas fumadoras.

Consejos para escoger la crema solar

Si tienes la piel sensible y dudas a la hora de comprar la crema solar, debes tener en cuenta lo siguiente:

– Opta por las que incluyan glicerina y aloe vera en su composición, dos ingredientes que aportan hidratación y un extra de suavidad a la piel.

– Ligera y libre de aceite, para que no se obstruyan los poros.

– Sin fragancias ni productos químicos.

– Evita aerosoles y geles con alcohol.