Precauciones en medicina estética

Autor   

Precauciones en medicina estética

La medicina estética es un tema delicado, y más cuando incluye cirugía. Estamos tan acostumbrados a los tratamientos de estética y a pasar por el quirófano para vernos bien que lo asumimos como una práctica normal, cuando es en realidad algo que se viene haciendo desde hace muy pocos años y con unos riesgos evidentes.

Los avances en estética no se pueden parar, sería de necios redactar un artículo alertando a la población de los peligros de entrar a un quirófano para persuadir a la gente de que lo haga. Además de ineficiente sería irreal. Todo el mundo sabe, aunque no quiera pasarse a pensar en ello, que una operación puede salir mal, por mucho porcentaje de éxito que esa intervención posea. Al final todo son números, y la cifra menos favorecida ha de tocarle a alguien.

Lo importante es que cuando queramos someternos a cualquier tratamiento, no importa si se trata de cirugía o no, nos aseguremos de estar acudiendo al profesional de medicina estética adecuado, en una clínica de Albacete, Madrid o Barcelona que nos dé garantía de calidad y confianza (preguntar a amigos y conocidos es un buen método para asegurarnos de que nos tratarán bien). Los españoles no tienen costumbre de pagar por ir al médico, y al tratarse de la estética y no de problemas de salud, el desembolso de dinero resulta aún más antipático.

Así que ya se trate de someternos a una dieta (ya sea hipocalórica o hiperproteica), someternos a un tratamiento de varices, a una operación de balón intragástrico o a una cirugía capilar o de aumento de pecho, debemos asegurarnos de que quien nos atienda sea un médico titulado y colegiado.

Deja un comentario