Los beneficios del cuidado a domicilio de las personas mayores

Autor   

Los beneficios del cuidado a domicilio de las personas mayores

La pandemia ha puesto al descubierto los problemas que padecen uno de los colectivos más olvidados en este país: las personas mayores. Hemos vivido y escuchado historias que nos han puesto los pelos de punta. Y ya no digo de los problemas que se han vivido en las residencias de ancianos, que es donde más personas han muerto. Por culpa de la pandemia nos hemos enterado de que hay muchas personas mayores que viven solas, que no tienen con quien hablar.

Cuando llegó el confinamiento total se pudo comprobar que esas personas necesitan a alguien que les haga la comida, la compra, los qué haceres del hogar, y lo más duro, simplemente que les hagan compañía. Así hemos sabido que muchos ancianos han muerto solos en casa después de unos cuantos días. Muchas familias se han dado cuenta de que en este mundo tan estresante que vivimos, han dejado atrás a sus familiares mayores. Esos que hasta hace unos han dado la vida por ellos. Por eso, hoy queremos hablar de los beneficios que tienen los cuidados a domicilio de las personas mayores. Si no podemos pagar una costosa residencia, es cierto que se puede apostar por esta fórmula.

“Personas mayores con poca movilidad, autónomos, dependientes, Alzheimer, Parkinson y otras enfermedades. Ahora ya se puede disponer de un excelente servicio de asistencia, durante las 24 horas, medio turno o por hora en su domicilio o en hospitales”, nos explican desde Servicios Domésticos Sant Pau, está claro que ahora se necesita más que nunca este servicio. Son muchas las personas que han tenido el covid y que han quedado con secuelas, por lo tanto, hay que ayudarlas y echarlas una mano.

Ahora mismo estos servicios a medida se adaptan a la complejidad de la vida diaria, proporcionándole personal, para la higiene diaria, control de medicamentos, salir a pasear, acompañamiento a sus visitas médicas y llevar la casa. (Limpieza, cocina, lavado, plancha, compras y otras indicaciones). Y es que como te decimos, después de lo que hemos vivido con el coronavirus, es más necesario que nunca.

Ayudas en domicilio

Las ayudas a personas mayores en los hogares son muy necesarias. Son esas personas que todavía son válidas, pero que en algunos puntos necesitan la ayuda de otra persona. Para esta ocasión hay que poner a personal profesional con estudios geriátricos, con mucha paciencia y cariño para atender a sus mayores con atención permanente o por horas, en donde tú lo requiera. También incluso hacen las tareas del hogar. Por ejemplo estamos hablando de ese señor mayor que se ha quedado viudo y no sabe cocinar ni poner la lavadora. Pero también de esa señora que está sola y que necesita que alguien le haga la cama, planche, etc. Y por supuesto, lo más importante, estas personas siempre hacen mucha compañía y es el mejor ingrediente para lucir una sonrisa.

Servicio De Cuidado de Enfermos

La cosa se complica cuando hay que cuidar a personas enfermas. Para eso se necesitan a profesionales con mucha paciencia y cariño para atender a mayores con Demencia Senil, Alzheimer, Parkinson, Invalidez, en su domicilio o en hospitales las 24 horas, ayudándoles en las labores domésticas si fuera necesario. Y es que muchas veces, la cabeza quiere hacer cosas de casa, pero el cuerpo dice que no. Son personas muy profesionales que pueden echar una mano a nuestros familiares.

Atenciones Hospitalarias

Por desgracia son muchas las personas que pasan largas temporadas en los hospitales. Y está claro que bien por falta de logísitica o de tiempo, los familiares no pueden estar las 24 horas allí. Hay que recuperar el día a día labora y familiar. Si tienes hijos o un trabajo muy sacrificado de horas, no puedes estar pendiente siempre de tu familiar. Hay casos por culpa del coronavirus que se han tirado hasta 60 días en la UCI y 140 luchando contra la enfermedad.  En ese momento lo mejor es tener un cuidado de un profesional a domicilio, o en este caso, en el hospital, que pueda servir de acompañamiento y ayuda en su alimentación diaria y aseo personal, en los horarios que tú establezcas. Cuando se está en el hospital es algo que se agradece eternamente.

Ya has visto que el no poder atender a una persona mayor por falta de tiempo no quiere decir que no se pueda estar atendido. Ahora mismo estas empresas de cuidado a domicilio es la mejor forma de hacerles feliz y, sobre todo, hacerles sentir útiles.