Ese cepillo de dientes te está pidiendo un cambio a gritos

Autor   

Ese cepillo de dientes te está pidiendo un cambio a gritos

Con el paso de las navidades hay una situación que se ha repetido en las familias y que no hay que tener miedo de decirla alto y claro. El ser humano aprovecha todas y cada una de las situaciones para cotillear y juzgar cuando estamos en casas ajenas, sobre todo en los baños, ya que son lugares en los que es fácil identificar diferentes hábitos.

Es el caso del cepillo de dientes, ya que a modo de bola de cristal puede ofrecernos juicios de valor realmente válidos. Valga la ironía, esto es realmente una metáfora para decir que juzgamos por lo primero que vemos, aunque sea durante poco tiempo y de manera superficial. Aunque hay una cosa cierta en todo esto, tu cepillo de dientes dice mucho de ti.

El cuidado dental es un tema serio, ya que los dientes son una estructura de nuestro cuerpo que no recuperamos con el paso del tiempo, si se deteriora nos toca sustituirla y esto provoca además de tener que pasar por un tratamiento, una inversión económica considerable (aunque financiable).

Uno de los aspectos que solemos descuidar en el cuidado de nuestra salud dental es el cepillo de dientes, ya que el ritmo rápido de vida que llevamos o una mala educación en salud dental, pueden hacernos pasar por alto que hay que cambiar el cepillo. Para muchas personas el mayor problema no es cambiar el cepillo, sino elegir cuál es el mejor cepillo para sus características. Pero esto lo solucionamos en el artículo de hoy con unos sencillos consejos.

La realidad de los cepillos de dientes

Según una estadística, el estadounidense promedio pasa casi 1,000 horas cepillándose los dientes a lo largo de su vida, es importante encontrar un cepillo de dientes que se sienta cómodo y funcione bien. Esta puede ser una tarea extenuante debido a la variedad de cepillos de dientes que existen en el mercado. Cabeza en ángulo, cerdas elevadas, grupos de cerdas que oscilan, y más variables que hacen que elegir un cepillo adecuado para una boca adecuada sea realmente difícil.

En realidad, cualquier cepillo de dientes que sea cómodo funciona bien. Lo más importante es cepillarse los dientes correctamente – y el tiempo suficiente. La mayoría de las personas se cepilla durante menos de un minuto, pero para alcanzar todas las áreas de la boca y restregar para eliminar las bacterias que producen caries, debe cepillarse durante al menos dos o tres minutos, como mínimo dos veces al día.

En cualquier caso, la Asociación Dental Americana recomienda que Cualquier cepillo que elija debe tener cerdas suaves. Las cerdas duras pueden causar que el tejido de las encías se retraiga haciendo que las raíces de los dientes queden expuestas y aumente la sensibilidad al calor, al frío y a ciertos alimentos y bebidas.

También, a la hora de elegir un tamaño de cabezal, hay que elegir un cabezal que quepa fácilmente en la boca y pueda cepillar uno o dos dientes a la vez (el tamaño general es de 1″ de largo y ½» de ancho).

Los cepillos eléctricos no limpian los dientes mejor que los comunes. Sin embargo, si el cepillo eléctrico lo motiva para limpiar sus dientes con más frecuencia y durante el tiempo requerido, vale la pena la inversión. Eso sí, los cepillos eléctricos son mejores que los manuales para quienes necesitan ayuda para cepillarse los dientes, como las personas que padecen artritis (o cualquier afección que pueda limitar la movilidad), las que usan correctores dentales o las que tienen dientes desalineados o desparejos y les resulta difícil hacer una limpieza completa.

Por último, es recomendado remplazar el cepillo de dientes o el cabezal si es eléctrico) apenas las cerdas luzcan gastadas o deshilachadas (generalmente cada tres meses). Un cepillo de dientes gastado no hará una buena limpieza.

Y si después de todos estos consejos todavía sigues teniendo dudas, lo que te recomendamos es que vayas a tu dentista de confianza que te ayudará a elegir el cepillo que mejor te va. En mi caso, siempre recomiendo la Clínica dental CML Odontólogos, ya que su experiencia y sus profesionales altamente cualificados la hacen idónea para cualquier tratamiento.