La formación en el terreno de la urología

Autor   

La formación en el terreno de la urología

 

La urología, como el resto de especialidades en el campo de la salud, necesita formación de continuo, ya que cada cierto tiempo nacen nuevas mejoras o técnicas que hacen más fácil el tratamiento de las diversas dolencias que afectan al ser humano.

Como urólogo buscaba aumentar mi formación y encontré en www.asociacionandaluzadeurologia.net una manera óptima para seguir formándome, en mi caso particular en técnicas de laparoscopia.

Quizás no conozcáis que es eso de “laparoscopia”, voy a contároslo:

La laparoscopia es una técnica quirúrgica que hace posible que con ayuda de las nuevas tecnologías, se haya permitido a los cirujanos mediante pequeñas incisiones, que se puedan hacer intervenciones que antes necesitaban de grandes incisiones que normalmente producían importantes dolores además de una convalecencia prolongada.

La laparoscopia urológica, es una alternativa que no es invasiva y que da buenos resultados con respecto a la cirugía convencional, donde una cámara pequeña de nombre laparoscopio se utiliza para ver dentro de los órganos internos y que permite que el cirujano puede guiarse a la hora de realizar los procedimientos quirúrgicos que sean necesarios. El laparoscopio hace más grande la imagen en varias veces si lo comparamos con el tamaño real, lo que permite que se pueda tener una mejor visión de los órganos en cuestión.

La cirugía laparoscópica es poco invasiva, necesitando solo 3 o 4 pequeñas incisiones que son unos orificios de 0,5 a 1 cm, en lugar de heridas de 15 a 20 cm que se solían realizar antes. A través de estas pequeñas incisiones se introducen los instrumentos en los que se opera.

Como podéis ver, los beneficios que supone esta técnica son bastante grandes y nos interesa estar a la última en cuanto a los avances y nuevas técnicas para aprovecharse de las ventajas que sin duda tiene su utilización.

En cuanto a la formación, ha sido de gran interés y seguro que vuelvo a contar con ellos, ya que los docentes son urólogos de conocida experiencia y de los que aprendes mucho en cada clase, de hecho, se queda uno con ganas de más ante tanto nivel.

Cuando acabas una formación así, no puedes dejar de tener gana de poner tus nuevos conocimientos en práctica, ya que puedes aliviar las dolencias de muchos pacientes y minimizar los riesgos de que no salgan las operaciones como uno quiere o que uno realice un diagnóstico que no es el adecuado.

Formarse es algo que uno no debe dejar de hacer, menos en un mundo como este donde en la práctica totalidad de los sectores cada vez más la tecnología nos facilita mucho el trabajo, por lo que te aconsejo que no dejes de alimentar tu intelecto y sigas formándote.

Así que nada, a seguir adquiriendo conocimiento todos, en la medicina es básico y muchos pacientes en más de una ocasión me han hecho preguntas bastante especializadas, todo consecuencia de que la información que antes era más reducida, ahora la pueden encontrar fácilmente en Internet. Una gran enciclopedia de todo tipo de conocimientos que tenemos la gran suerte de disfrutar en esta época en la que vivimos.