El 3D llega a las clínicas dentales

Autor   

El 3D llega a las clínicas dentales

El 3D ya está presente en todos los ámbitos de nuestra vida. Las imágenes de la televisión son en este formato, los teléfonos móviles también. Incluso son muchos los objetos que se realizan en tres dimensiones. Sin ir más lejos el otro día leía que e venden casas construidas con una impresora 3D por 50.000 euros. Como lo oyes. Una empresa valenciana ha puesto en marcha el primer proyecto piloto de vivienda utilizando esta tecnología que sin duda, ha llegado para revolucionar el mundo.

Así, han calculado que una vivienda de 70 metros cuadrados se puede levantar en menos de 24 horas (la estructura). El precio final de estas casas que pretenden imprimir y vender rondará los 50.000 euros. La construcción con impresión 3D es hasta un 35% más barata. También se destina la impresión 3D para la rehabilitación de fachadas, restaurar piezas de patrimonio (balaustradas, gárgolas…) o hacer esgrafiados y elementos decorativos en fachadas.

3D en clínicas dentales

Sin embargo, hoy quiero hacer hincapié en la utilización del sistema 3D en las clínicas dentales. En la Clínica Dental David Alfaro disponen de un TAC 3D de alta definición que mejora la calidad de imagen para el diagnóstico y seguimiento de los tratamientos en las diferentes especialidades odontológicas: cirugía maxilofacial, implantes dentales, ortodoncia, etc.

Son muchos los beneficios que ofrece este sistema, aunque el más destacado respecto a los TAC’s convencionales, esos que se ofrecen en hospitales y otras clínicas, es que tiene unos niveles de radiación para el paciente 75 veces inferiores. Ya sabemos que no es nada bueno radiar al cuerpo, por lo tanto es todo un beneficio.

Así, este TAC permite realizar una radiografía tridimensional del paciente. Una vez que tenemos esta imagen, es tratada con el programa correspondiente, y se obtiene la información necesaria sobre la calidad y cantidad de hueso, las anomalías o enfermedades de los dientes, el recorrido de los nervios y vasos sanguíneos y la posición exacta de los maxilares. Así, el equipo médico puede realizar un diagnóstico exacto de la estructura dental, lo que mejorará el diseño del plan de tratamiento y el tiempo, ya que las imágenes se obtienen en 15 segundos, y se procesan en 30 segundos.

Una sonrisa digital

Pero las nuevas tecnologías también han llegado hasta el punto de que se puede realizar el Diseño de Sonrisa Digital. Esto se hace integrando los patrones faciales con los dentales para diseñar para diseñar por ordenador tu sonrisa ideal, pudiendo realizar una simulación previa y prueba de la misma, sin tocar los dientes. Está claro que la tecnología ha supuesto una gran revolución en el mundo de las clínicas dentales.

De esta manera, aunando las últimas tecnologías de diagnóstico 3D, con los diseños de última generación en implantes dentales, se pueden realizar tratamientos mínimamente invasivos planificados por ordenador y guiados por férulas estereogáficas. Estos da la posibilidad de colocar implantes sin un solo diente hasta una arcada completa de manera inmediata.

Con todo esto se ha conseguido que la endodoncia sea un tratamiento sencillo y agradable, sobre todo cuando te pones en mano de un especialista que conoce las tendencias actuales y dispone de los dispositivos más innovadores para el correcto diagnóstico y tratamiento dental.

Dientes blancos

Los avances también han logrado uno de los mayores retos de los humanos, tener los dientes blancos. Solo con la tecnología de luz ultravioleta, se pueden conseguir blanqueamiento dentales definitivos en una sola sesión. Con la limpieza dental ultrasónica y el chorreado con bicarbonato se puede restaurar el color natural del diente. Bien es cierto que existen algunos trucos caseros para blanquear los dientes, pero al final como acudir a un profesional no hay nada.

Si quieres saber cómo son estos trucos, toma nota a este,ya que el resto no suele ser muy eficaz, y es que las mismísima Gwyneth Paltrow puso de moda los enjuagues con aceite de coco (antibacteriano, antivírico y blanqueador). Eso sí, debes tener claro que esta práctica no sustituye el cepillado, sino que solo lo complementa. Basta con que mojes tu cepillo en el aceite, tras tu higiene bucal diaria, y frotes ligeramente todos tus dientes con él. Y si quieres un método muy natural, potenciar los labios con barras de tonos color cereza, frambuesa o vino, verás que es un paso infalible.