El cuidado bucodental en la edad escolar

Autor   

El cuidado bucodental en la edad escolar

La salud de nuestra boca es fundamental para poder disfrutar de una buena salud general, y por tanto de una buena calidad de vida, por ello debemos inculcar a nuestros hijos desde su edad más temprana unos hábitos de cuidado, higiene y revisiones periódicas de la cavidad oral con un profesional especialista en odontología, como es el caso de la Clínica Cooldent, de Algeciras, donde prestan especial atención a la salud bucodental de los niños.

En Cooldent cuentan con unas modernas instalaciones donde realizan los tratamientos especializados para cualquier tipo de problema que afecte a la salud y a la estética de dientes y encías, como odontología, implantes, endodoncia, ortodoncia, implantes u odontopediatría, entre otros, todo ello con una atención cercana, de calidad y 100% personalizada. Se trata de una visita anual la que debemos hacer con los más pequeños y que es muy recomendable para mantener la boca sana y no tener ningún tipo de complicación que derive en un problema más grave que pueda hacerles sentir dolor y pánico al dentista.

Con el fin de evitar en la medida de lo posible cualquier tipo de problema futuro o malformación, es por lo que se hace tan necesaria una actividad preventiva en la población escolar. Para ello se suele dividir la atención del niño desde los 0 a los 14 años en tres fases, durante las que las revisiones harán principalmente las siguientes valoraciones:

  • De 0 a 3 años. Esta etapa está marcada sobre todo por la erupción de los primeros dientes. En esta primera consulta al especialista se abrirá la historia clínica del paciente, se hará un primer estudio para detectar posibles anomalías y se informará a los padres sobre la higiene oral del niño, así como cuáles son los hábitos correctos y los perjudiciales, pues son los padres en esta etapa quienes se han de encargar de su aplicación. Será pues esta etapa donde tendremos que enseñar y explicar al niño la utilización del cepillo dental.
  • De 3 a 6 años. Al igual que en la primera fase los padres continúan siendo responsables de la higiene oral de los niños. Se revisará que no presente caries incipientes o profundas, en caso de presentarlas se iniciará su tratamiento, y se informará a sus progenitores sobre los hábitos de higiene y alimenticios para una buena salud bucal, sobre todo en cuenta a chucherías se refiere, comprobando que la utilización del cepillo dental es la correcta. Así mismo también se valorará a fin de detectar futuras alteraciones que presente una oclusión correcta.
  • De 6 a 14 años. En esta etapa aunque los niños ya empiezan a ser un poco autónomos y responsables de su higiene bucal, todavía necesitan la supervisión de los padres, y dado que el número de piezas dentales ha ido en aumento y ya presenta piezas definitivas, el especialista en la consulta realizará un control más exhaustivo, valorando la presencia de caries, el sellado de fisuras, la revisión de la oclusión dental, la exploración periodontal de la dentición permanente…

Los problemas bucodentales con mayor incidencia en la edad escolar

  • La caries. Se estima que entre un 60% y un 90% de la población infantil mundial la padece. En los países con unos ingresos bajos o medianos por unidad familiar, su incidencia es mayor si se compara con países con una mayor renta económica, debido a una mala alimentación, un consumo excesivo de azúcares, mala higiene bucal, etc.
  • Traumatismos bucodentales, producidos por accidentes de circulación, golpes o caídas, actividades deportivas o escolares, accidentes en parques infantiles o incluso accidentes domésticos, estimándose que entre un 16% y un 40% de niños con edades entre los 6 y 12 años los sufren.