Ante nuevas curas, nuevas enfermedades

Autor   

Ante nuevas curas, nuevas enfermedades

¿Conocéis el número de alergias que aparecen cada año? Es impresionante los problemas que están apareciendo últimamente al respecto: alergia al agua, al sol, a la contaminación… ¿cómo podemos prevenir el contacto con cosas así? Aún seguimos todos preocupados por las posibles consecuencias del sol en nuestra piel y ahora tenemos que empezar a llevar cuidado con ciertas reacciones cutáneas que pueden significar que somos alérgicos a la gran estrella… Si es que no salimos de Málaga y nos metemos en Malagón…

Para empezar, hay que dejar claro que hoy en día es mucho más sencillo detectar ciertos problemas cutáneos por nosotros mismos gracias a algunas tecnologías. Molexplore.com ha lanzado una app gratuita, tanto para Android como para iPhone, que ayuda a prevenir y detectar el melanoma o cáncer de piel, y esto es algo que podemos tener todos instalados en el móvil e ir revisando periódicamente para poder acudir a un especialista si notamos algo extraño. Este tipo de cosas es lo que puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso en la lucha contra la enfermedad al detectar precozmente el problema.

Obviamente no estoy diciendo que softwares como este, que parecen sacados del futuro, sean la respuesta a todos los problemas que tenemos con respecto al cáncer de piel, ni mucho menos, lo que quiero decir es que la sociedad está trabajando duramente para mejorar las posibilidades de éxito contra el cáncer y, al mismo tiempo, aparecen nuevos problemas.

Las alergias al polen, al pelo o a la caspa de los animales, a los ácaros, a ciertos alimentos e incluso a algunos medicamentos, son alergias que podemos evitar en la mayoría de las ocasiones pero ¿cómo evitas el sol, el agua, la polución o la humedad? Es prácticamente imposible.

Como es lógico, una persona que tiene humedades en casa y es alérgica o tiene hijos alérgicos, lo primero que hace es contactar con un profesional como Planit-at para contratar un tratamiento antihumedades en las paredes y estructura de la vivienda pero… ¿prevendría eso realmente mi situación si vivo en una zona tan húmeda como Alicante, las Islas Baleares o Cádiz? Probablemente no.

Las  alergias más extrañas

Alergia al agua: conocida como urticaria acuagénica. Provoca dolorosas urticarias en la piel cuando entra en contacto con el agua y, en casos muy severos, la garganta de una persona puede hincharse cuando bebe agua lo que provoca que los especialistas se vean obligados a sondar al paciente con el fin de poder hidratar su cuerpo.

Alergia al frío: también llamada urticaria a frigore. Se trata de una reacción de la piel ante la exposición a estímulos fríos como el viento, bajas temperaturas, lavado o inmersión en agua fría, contacto con objetos fríos o ingestión de bebidas o alimentos fríos. Los síntomas son brotes agudos de ronchas rojizas en la piel que producen picor y, en ocasiones, fiebre, malestar general, dolor de cabeza, dificultad para respirar, etc.

Alergia al calor: Las personas con urticaria por calor presentan picor, erupciones, ronchas, habones o inflamaciones cuando están expuestas a la radiación solar cerca de un cuerpo caliente como el agua a más de 30 grados, el fuego, un sistema de calefacción, etc.

Alergia a los móviles: ronchas rojas o ampollas dolorosas que aparecen a lo largo de la mandíbula, la mejilla y las orejas. En realidad, se trata de una alergia al níquel, un metal que se utiliza a menudo en los botones del teléfono, auriculares, relojes o monturas de gafas.

Alergia al ejercicio: Unas mil personas sufren de anafilaxia inducida por el ejercicio, una reacción alérgica grave causada por el esfuerzo físico que puede estar relacionado con el consumo de ciertos alimentos o tomar ciertos medicamentos antes de hacer ejercicio. La fatiga, picazón en la piel, urticaria e hinchazón del cuello, el torso y las extremidades suelen aparecer durante o inmediatamente después del ejercicio, y los síntomas pueden persistir durante horas.

Las alergias más comunes son: polen, pelo de animales, ácaros, picaduras de insectos, moho y látex.